Volver arriba

¡Cultura Tickets!

consigue tus boletos en culturatickets.mx

Veintidós bailarines revivieron  con sus alegres y vertiginosas danzas,  las tradiciones ancestrales y modernas de los países de Europa central y conquistaron  la admiración del público que disfrutó un espectáculo de casi dos horas y  al final quedó agradecido por la inesperada interpretación de “El Jarabe Tapatío”.La prestigiada compañía de Hungría, presentó un programa dedicado a las danzas tradicionales húngaras, transilvanas, gitanas y la danza contemporánea, con el   acompañamiento de música folclórica y electrónica.
El espectáculo presentado en el marco del Festival Cultural Mazatlán amalgamó una reanimación de la música folclórica y de las danzas más populares entre los húngaros.
La música tradicional en la primera parte y los sonidos y ritmos contemporáneos en la segunda parte del programa, acompañaron la actuación de los bailarines de Hungría, quienes lograron contagiar al público de alegría al interpretar  con energía, pasión y profundo respeto,  las danzas que dan sentido de identidad a sus pueblos.
La primera parte del programa incluyó danzas tradicionales de Hungría y las coreografías fueron bailadas por las mujeres que usaron llamativos y coloridos trajes típicos; después los integrantes de la compañía interpretaron temas campiranos, amorosos y lograron una atractiva recreación de los bailes tradicionales entre los aldeanos dedicados a la ganadería  y al pastoreo.
Los temas contemporáneos arribaron después del intermedio con la destacada intervención de los varones que  al bailar al ritmo vertiginoso de la música, lo hicieron con el corazón, con las percusiones de las manos y el acelerado movimiento de los pies.
En esta parte del  show se tomaron como motivo de inspiración temas de la Naturaleza como el sol, los pájaros y el amor.
La tarea de los bailarines es cuidar las tradiciones de los bailes transilvanos y húngaros, sin dejar de lado la danza contemporánea.
 Al final una bailarina tomó el micrófono y agradeció en idioma español, el cariño del público. Expresó que en agradecimiento por la cálida recepción del pueblo de México, los bailarines habían preparado una sorpresa.
Luego,  el ensamble Miskolc bailó El Jarabe Tapatío,  hecho que  fue ovacionado por la audiencia.

Éste artículo fue publicado en Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes

Visita