Volver arriba

¡Cultura Tickets!

consigue tus boletos en culturatickets.mx

Con una estruendosa presentación que puso de relieve la carrera de una agrupación que ha llevado la música tradicional sinaloense a todos los rincones del planeta, el público tomó conciencia del privilegio y el orgullo de ser parte de una fiesta colosal que se prolongó hasta las tres de la madrugada y que arrancó con las notas alebrestadas de El sinaloense para después enchinar la piel de los patasaladas con El corrido de Mazatlán.Amparados por el Cerro de la nevería, el Océano Pacífico y frente a uno de los monumentos más emblemáticos del puerto, El Venadito, los 17 músicos encabezados por los vocalistas Charly Pérez y Giovanni Mondragón, no escatimaron en poner a zapatear, gritar, bailar “abrazaditos” y desatar el carácter bravío del público que convirtió al área más tradicional del puerto en la pista de baile más grande del mundo.
La fea, La culebra, Y llegaste tú, Maldita sea mi suerte, La diferencia, Costumbres, Sin respiración, La crisis, Consecuencia de mis actos, Ingrata mujer, Yo sé que te acordarás, La cuicha, Lo mejor de mi vida… una oleada de energía, carisma, alegría, pasión, picardía y fuerza que dejaron exhaustos y satisfechos, por igual, al público y a los músicos.
Ancianos, niños, adultos, damas, el cuerpo de seguridad que por momentos se paraba tras la valla de protección en calidad de espectador, al alcalde de Mazatlán, Carlos Felton, y a su esposa, Silvia Treviño de Felton, la presencia de medios locales, nacionales e internacionales, extranjeros y mazatlecos de todas las clases sociales hicieron de este concierto una épica fiesta del pueblo que tuvo momentos memorables.
En dos ocasiones, Charly Pérez invitó a las damas a subir al escenario; también, completamente despreocupado, Pérez comentó que, ante la emoción, se le había roto el pantalón; se tomó una foto monumental de El Recodo junto a los miles de mazatlecos que atestaron Olas Altas, y por si fuera poco se celebraron  entregas de anillos de compromisos  matrimoniales entre cuatro parejas en pleno concierto.
Con este concierto Banda El Recodo revivió la tradición de presentarse los lunes de Carnaval, algo que, señalaron, buscarán repetir para el próximo año y así mantener vivas las raíces que los han convertido en “La Madre de todas las Bandas”.

Éste artículo fue publicado en Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes

Visita