Volver arriba

¡Cultura Tickets!

consigue tus boletos en culturatickets.mx

Casi trescientos representantes de operadores turísticos, promotores y  agencias de viajes de Estados Unidos, Canadá y México, disfrutaron la velada musical ofrecida por el Instituto de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán y la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas. La intención fue demostrar a los responsables de promover y enviar turistas hacia esta ciudad,  que Mazatlán además de sol, playa y exquisita gastronomía, posee una arraigada vocación artística y tiene escuelas de alto rendimiento,  en donde se forman  artistas profesionales en las diferentes disciplinas.
Para compartir una pequeña muestra del talento artístico,  los invitados de la AHyET   asistieron al concierto “Alrededor del mundo en 12 tiempos”, ofrecido la noche del pasado lunes en el Teatro Ángela Peralta.
Cautivados ante la arquitectura del teatro,  los invitados especiales tomaron sus lugares, algunos en  luneta, otros se acomodaron en los balcones.
Para abrir el concierto el Coro en pleno interpretó al ritmo de la zarzuela la divertida pieza La seguidilla de “La verbena de la paloma”.  Cada uno de los cantantes  proyectó su propia personalidad escénica  en lo que apenas era el comienzo de una sorprendente velada musical.
Karen López tuvo después la oportunidad de compartir su madera de artista al interpretar Las carceleras   de Las Hijas del Zebedeo.  A través de su pulida voz de soprano puso  a prueba su capacidad interpretativa y sus  alcances para la comicidad al interpretar la romanza en la que el personaje crea todo tipo de embrollos y malentendidos al pensar en el dueño de sus amores.
No puede ser de  “La Tabernera del puerto” una de las más famosas romanzas de la lírica española fue interpretada con fuerza, dolor e incredulidad  por el tenor Héctor Valle quien se llevó las palmas del auditorio.
 
El cierre del programa de zarzuela estuvo a cargo de Irving Bonilla y Ayme Sánchez al interpretar la divertida  pieza Las Sombrillas de “Luisa Fernanda”.  Ambos interactuaron   y lograron una armoniosa  actuación apoyados en la intervención de las voces del Coro.
La velada musical dio un giro al pasar al repertorio operístico.  El barítono Jorge Echeagaray  se lució  como cantante  e histrión al desplazarse  con facilidad de punta a punta sobre el escenario durante la interpretación de

Éste artículo fue publicado en Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes

Visita