Volver arriba

¡Cultura Tickets!

consigue tus boletos en culturatickets.mx

Posteriormente  el gentío, llenó de lado a lado las calles e hizo vibrar  al Centro Histórico durante la tradicional Callejoneada.Bajo una calavera gigante de penetrantes ojos verdes, el Alcalde de Mazatlán,  Carlos Felton González y su esposa Silvia Treviño de Felton,  – vestida  de catrina-  el pasado sábado, cortaron  el listón inaugural a las 18:30 horas, para iniciar el primero de los misteriosos  recorridos  hacia  el Umbral al Mictlán, los cuales no cesaron hasta después de las doce de la noche. 
Al frente de esta celebración el Instituto de Cultura de Mazatlán bajo la dirección de Raúl Rico González, logró convocar a miles de mazatlecos y turistas nacionales y extranjeros en una fiesta que fluyó sin contratiempos y permitió la sana convivencia social en la zona turística más antigua de la ciudad.
En el primer paraje del recorrido hacia el Umbral al Mictlán, coordinado por la maestra Cecilia Sánchez Duarte,    los alumnos de ballet  de nivel técnico medio, rindieron tributo a la danza prehispánica  a través El Rito,  para evocar los sacrificios humanos que la comunidad azteca ofrendaba como muestra de gratitud y deseo de bonanza  a los antiguos dioses.
En los pasillos del teatro  tenuemente  iluminados  por tétricos colores violeta, personajes de ultratumba se deslizaban en el piso y salían entre las paredes dando  gritos que asustaron a los espectadores mientras avanzaban para recibir el siguiente misterio.  
Al llegar  a las entrañas del teatro se abrió el telón y los alumnos de la Escuela Profesional de Danza de Mazatlán escenificaron en las butacas,  el tránsito de  las almas en pena al abandonar este mundo. Al terminar, otro grupo de  artistas rindió culto a la muerte al  interpretar  El Cadáver de la Novia,  una de las obras más reconocidas del enigmático cineasta Tim Burton.
El recorrido continuó por los pasillos del teatro donde se apreciaron calaveras colgadas y huesos de utilería dispersos mientras la voz de la cuentista y narradora Ángela Camacho, declamaba poesía.
 
 
 
 
 
 
Al salir a los balcones exteriores del teatro, el público disfrutó la mítica canción  La Llorona  y después encontró en la Galería Á

Éste artículo fue publicado en Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes

Visita