Volver arriba

¡Cultura Tickets!

consigue tus boletos en culturatickets.mx

El Teatro Ángela Peralta acogió este jacarandoso y colorido espectáculo nutrido  con la participación de más de 60 bailarines pertenecientes al Ballet Folklórico que dirige Javier Arcadia y el Ballet Folklórico Juvenil, bajo la dirección de Francisco Navarro; ambos pertenecientes al Instituto de Cultura de Mazatlán.  Además tuvo la colaboración especial de tres coreógrafos invitados Jesús Manuel López, Juan José Canales y Ana Karen Cárdenas.¡Yo Soy Sinaloa! inició con la interpretación de la Danza del Venado (Mazatlán) y  Pascola, interpretación característica del pueblo mayo que representa la intensa cacería a la que es sometido este animal por los habitantes de la región noroeste del país.
Los ocho bailarines fueron relevados por un nuevo grupo de coquetas bailarinas con elegantes y voluptuosos atuendos, quienes junto a sus parejas, vestidos con traje de etiqueta, bailaron Antaño,  danza característica de los burgueses de Sinaloa en la época colonial.
Precedido por la llegada de dos lanchas a una playa con una palmera cerca de una choza, la nueva escenografía enmarcó la interpretación de Loquita, Cosalteco y De Mazatlán a Acaponeta para cerrar con broche de oro la primera parte del repertorio.
Después del intermedio  ¡Yo Soy Sinaloa! estuvo caracterizado por una temática más colorida, con vestuarios  extravagantes y canciones jacarandosas que caracterizan el espíritu alegre de los sinaloenses como El Sauce y la Palma, Toro Viejo, Gallina y Coyote.
Una de las secciones que más apasionó al público fue la  que enalteció el orgullo regional, con  canciones como  El Sinaloense, El Corrido de Mazatlán y Rumbo al Recodo, última pieza del repertorio que desató un oleaje de aplausos en el teatro.
Al finalizar ¡Yo Soy Sinaloa!, los bailarines salieron en fila para ser acogidos por los estruendosos aplausos de la audiencia.  Los  directores  de ambas agrupaciones dancísticas  también fueron ovacionados por sus alumnos y el público que reconocieron también la generosidad de los coreógrafos invitados.
 

Éste artículo fue publicado en Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes

Visita