Volver arriba

¡Cultura Tickets!

consigue tus boletos en culturatickets.mx

Tarde de fantasías vivieron cientos de internautas que desde su comodidad, apreciaron la primera entrega de narraciones del Festival de Cuenta Historias “Güilo Mentiras”, certamen que vive su tercera edición, y que por primera vez se realiza de manera virtual, concluye el domingo 15 de noviembre donde se tendrá un elenco con artistas locales, nacionales e internacionales.

Fue en los canales Cultura TV y Festival de Cuenta Historias Güilo Mentiras, de la red social Facebook, donde seguidoras y seguidores apreciaron las narraciones que algunas iban desde música urbana, otros eran cuentos, y hasta anécdotas personales de los diferentes artistas, que con su sello personal mantuvieron al filo de la butaca a los cibernautas.

El Instituto Municipal de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán, que dirige José Ángel Tostado Quevedo, es un aliado importante para la realización de este festival, el cual abona a la misión del Alcalde Luis Guillermo Benitez Torres de llevar la cultura a todos los rincones de este municipio.

Desde Los Mochis, Sinaloa, el dueto formado por Léc-tor y Edén, fieles a su estilo urbano versaron rimas al estilo hip hop, interpretando el tema “El tigre ensillado”, el cual narra las aventuras de Florencio Villa, conocido como “Güilo Mentiras”, su estilo de vida el cual es admirado por propios y extraños.

Originarios de Jalisco, Yademira Barragán y Gustavo González “Cactus”, contaron “La muerte pata dispareja”, historia adaptada con música, rimas, y acciones tomando como referencia “La muerte pies ligeros”, clásico de la literatura creada por Natalia Toledo.

Para cautivar al auditorio, iniciaron con el juego de la calaca flaca, actividad con la cual relajaron el cuerpo de una manera divertida, listos para iniciar cualquier dinámica.

El cierre del primer día estuvo a cargo del cubano Aldo Méndez, quién narró “La Memoria”, obra que estrenó y que se inspiró en el tiempo de confinamiento debido a la pandemia mundial del Covid-19, y se enfoca en lo duro que es no convivir con sus seres queridos, a los cuales desde lejos o sólo con el recuerdo se podrá contar con ellos.

También, narró historias de su niñez abriendo el alma, dejando un sabor de comprensión cuando los infantes tienen su metamorfosis a la adolescencia, se enteran de cómo es en realidad la vida.

Éste artículo fue publicado en Festival Cultural Mazatlan Galería, Festival Cultural Mazatlan Prensa, Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes

Visita