Volver arriba

Este miércoles continuando con la programación de la Muestra Local de Teatro los mazatlecos pudieron disfrutar de una noche divertida y reflexiva con la puesta en escena “Me llamo Lola y no soy sola” a cargo de la compañía Café Moliere Teatro.

Lolo y Güicho, quienes llevan una larga amistad, fueron los protagonistas de la noche quienes compartieron con el público de una forma humorística una historia sobre los dones más poderosos del ser humano: el amor, la amistad, la esperanza y el perdón.

Justo el día del cumpleaños de Güicho, Lolo recibe una llamada alarmante donde tiene que trasladarse urgentemente de la Ciudad de México a Guerrero, ya que su padre se encuentra muy enfermo, esto, hace que reviva situaciones difíciles del pasado.

Así fue que en esta travesía mostraron lo complejas que pueden resultar las relaciones de amistad, pero a pesar de vivir discusiones, risas y tristezas, forman parte de la esencia del hombre, que lo hace justamente humano.

Al final de la noche los asistentes reconocieron con aplausos a los actores, demostrando así, la admiración por el espléndido trabajo que presentaron durante la puesta.

Éste artículo fue publicado en Prensa, Temporada Primavera Galería, Temporada Primavera Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes