Volver arriba

Una noche divertida y de reflexión se vivió con la obra “Un muy largo ensayo para una canción con cuatro acordes”, comedia escrita, protagonizada y producida por el mazatleco Manolo Díaz.

El compositor narró una historia de amor y desamor, de triunfos y fracasos, desde una perspectiva diferente con detalles que suelen vivir quienes se dedican a la música.

Las crónicas tienen un sentido del humor con toque local, que a lo largo de la producción cita frases al estilo de quienes viven en el Puerto de Mazatlán, calles de esta ciudad, y sin lugar a dudas, anécdotas típicas de la región.

Dulce Guzmán aunque no aparece a cuadro colaboró con su voz, haciendo efectos de sonidos y entablando una conversación con el protagonista, llevando a los asistentes a disfrutar aún más esta divertida y emociónate obra.

Al final Manolo Díaz recibió la ovación de los asistentes, quienes pasaron una noche amena llena de risas y reflexión.

Éste artículo fue publicado en Prensa, Temporada Primavera Galería, Temporada Primavera Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes