Volver arriba

Pasión, creatividad y dedicación, así fue la vida del maestro Sergio Alejandro Flores Sánchez, un talentoso escultor quien llegó a Mazatlán para fortalecer con sus manos el crecimiento cultural en el Puerto.

Originario de Guadalajara, Jalisco, inició su carrera cuando tenía 13 años de edad, en un principio fue la talla de madera, hasta perfeccionar esa y otras técnicas. Estudió Escultura en la Escuela de Artes Plásticas de Guadalajara, fue alumno de los maestros Miguel Miramontes Carmona, Fausto Bancalari, Jesús Mata y Mauro Flores.

Luego de trascender en la perla tapatía y la región, Flores Sánchez emigró a Sinaloa, estableciéndose en Mazatlán donde en 1989 formó parte de la plantilla de maestros fundadores del grandioso Centro Municipal de las Artes de Mazatlán, de 1990 a 1999 fue titular del Taller de Escultura de la misma institución, formando decenas de artistas en este ramo.

Como legado del maestro Sergio quedan las innumerables obras esmeradas, que a cada una le imprimía su toque personal, donde los finos detalles los pulía hasta llegar a la perfección, muestra de esto, son las diversas estatuas, bustos, maniquíes y esculturas que creó, y que están en diferentes galerías, museos, así como paredes donde su talento quedará por muchos años.

Gracias a su pasión e ingenio también fue maestro fundador del Centro Cultural Baupres, quien hasta el último momento de vida continuó su legado de enseñanza en el Centro Municipal de Artes.

Sin duda, un gran promotor del arte y la cultura, un gran inspirador de talentos y sueños, un guerrero de vida, que, gracias a su don regalado, quedará en los corazones de los mazatlecos.

Éste artículo fue publicado en Escuela de artes plásticas prensa, Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes