Volver arriba

El telón del Festival Internacional de Teatro Escena Mazatlán 2021 se abrió con “Cenizas”, una impactante, dura y cruda obra presentada por la Compañía Cartaphilus Teatro, que mantuvo al filo de la butaca a un selecto grupo de espectadores que se dieron cita al majestuoso Teatro Ángela Peralta.

En una exhibición de teatro físico la actriz Kathleen Tamayo se adueñó de la atención de los asistentes producto de su misticismo, su magnífica expresión corporal, que acompañada de un video arte, una escenografía adecuada y una selecta lista de canciones que iban desde danzas prehispánicas, temas clásicos como la llorona, asi como diferentes ritmos pasando por el rock, pop, y funk, cautivaron al respetable público que al final entregó una solemne ovación.

En palabras de la protagonista, esta obra es una poesía corporal que le rinde tributo a la vida, razón por lo cual durante su actuación representó con atuendos de diferentes culturas étnicas, trajes orientales, así como ropa típica que se usa en los procesos fúnebres, incluso mostró su lado más natural al posar sin prendas la mitad de su cuerpo.

La escenografía e iluminación fue obra del mazatleco Rigoberto del Valle, quien hizo lucir cada movimiento de la actriz.

Cenizas dirigida por el Maestro Luis Ibar se estrenó en 2019, y representó a México en distintas partes de Europa.

Éste artículo fue publicado en Festival Escena Mazatlán Galería, Festival Escena Mazatlán Prensa, Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes