Volver arriba

¡Cultura Tickets!

consigue tus boletos en culturatickets.mx

La danza de los guaguas  y la danza de los Negritos, también del Estado de Veracruz,  fueron interpretadas durante el espectáculo Danza y Tradición a cargo del Ballet Folklórico del Instituto de Cultura de Mazatlán.El maestro Javier Arcadia, director del Ballet Folklórico,  dirigió a 54 bailarines que dejaron el alma en el escenario al  interpretar con gran disciplina y entrega,  las danzas más representativas de Jalisco, Veracruz, Sinaloa, Sonora, Guanajuato, Chihuahua, Guerrero y Puebla.
Con nueva producción y vestuario, el Ballet Folklórico del Instituto de Cultura de Mazatlán, se reencontró con su público en una velada festiva que recordó las danzas  más entrañables de los pueblos de México, desde las danzas de  la Época Colonial,  hasta  los bailes típicos de nuestros días.
El espectáculo se enriqueció visualmente con  los constantes cambios de vestuario,  pues los bailarines usaron 130 trajes representativos de cada estado.  Algunas prendas confeccionadas por el Departamento de Vestuario del Instituto de Cultura, eran sencillas  adornadas con escarolas, pero otros trajes eran más elaborados, bordados con chaquiras, lentejuelas, pequeños espejos y listones de colores.
El auditorio pudo apreciar  los trajes  jarochos,  hechos a base de telas blancas y ligeras complementados con  rebozos de seda  y  listones de colores en el cabello trenzado.
El traje de charro como símbolo de identidad de México,  aportó gallardía y vistosidad a los bailables típicos del estado de Jalisco, al son de las Alazanas,  el Gavilancillo, Burro, Madrugada, Sihualteco y el son de la Negra.
La Danza del Venado evocó  las danzas y tradiciones de Sonora y Sinaloa  y aportó  uno de los momentos de mayor dramatismo escénico.
Las canciones: “De Mazatlán a Acapatoneta”, “El Sauce y la palma”, “El costeño”, “Coyote”, “Toro Viejo”, “Cuichi” y “El pato asado”, pusieron el toque alegre a los bailes sinaloenses interpretados por los entrenados  bailarines que usaron sombreros de palma y paliacate amarrado en el cuello, mientras ellas  portaron vestidos de manta  con flores de amapa  pintadas a mano. 
 La música, el vestuario y la interpretación de los bailes típicos de cada  estado  generaron  intensos aplausos entre el público durante las dos horas del espectáculo.
Casi al final del espectáculo  la danza de l

Éste artículo fue publicado en Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes

Visita