Volver arriba

El experimentado actor y director de escena señaló que las dos variables en las que basó su investigación son, una el miedo al éxito en el actor y la segunda, las resistencias gestálticas.Manifestó que esta era la primera vez que ofrecía una plática sobre este tema, sobre el cual hizo una tesis para obtener el grado de doctor.
Primeramente habló sobre los bloqueos del actor para llegar a ser exitoso; aquí mencionó tres puntos: el autosabotaje, el fenómeno del impostor y el pánico escénico.
Se remontó hasta la Grecia antigua y también expresó la definición de éxito, el cual es canalizar la energía para satisfacer una necesidad.
Según Maurice Pappo (1983), éste define el miedo al éxito como un estado psicológico el cual da como resultado una paralisis del individuo en el momento de retroceder. Fear of sucess scale (FOSS).
Mientras que Clance e Imes introdujeron el término “Fenómeno del impostor” para designar una experiencia interna de sentirse farsante intelectual.
La segunda parte de la plática fue enfocada a la resistencia gestáltica y los moementos en que se interrumpe el ciclo de la experiencia,
Explíco Solián cómo hizo la medición para identificar los bloqueos en el ciclo y mencionó algunos resultados.
Entre las conclusiones que obtuvo se encuentra que a mayor miedo al éxito menor eficacia terapéutica. A mayor psicopatología, mayores bloqueos.
Mencionó el conferencista que las escuelas de teatro deben tomar en cuenta el lado humano de los alumnos, por lo que hay que modificar la formación actoral humanizándola.
Con anécdotas sobre su quehacer teatral concluyó esta conferencia Alberto Guerrero Solián.

Éste artículo fue publicado en Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes