Volver arriba

¡Cultura Tickets!

consigue tus boletos en culturatickets.mx

Esta bella mujer coronada como Reina del Carnaval de Mazatlán en 1992, recibirá el cariño de los mazatlecos el sábado 25 de febrero durante un  espectáculo  masivo en el estadio Teodoro aderezado con la actuación especial de Gloria Trevi.Dieciséis años después Kathya Morales regresa a la tierra de sus sueños: la tierra que desde niña sembró en ella una ilusión y  le enseñó cómo en la máxima fiesta de “La Perla del Pacífico” habita el espíritu generoso y alegre de los patasaladas.  
“Yo desde niña viví el Carnaval muy de cerca porque cuando tenía cinco o seis años fui reinita de mi Kinder y salí en el desfile. De ahí para adelante mi papá tenía su restaurante sobre el malecón, entonces nosotros todos los años veíamos el desfile desde ahí, en el techo del restaurant veíamos y vivíamos el Carnaval a todo lo que da todos los días”.
De esta forma, entre la magia y el bullicio de la fiesta y el calor de su familia y amigos, Kathya dio luz a su sueño, y a los 17 años decidió formar parte del Carnaval siendo, según sus propias palabras, una niña que no sabía la intensa experiencia que estaba por vivir y que la dejaría con una lluvia de imágenes imborrables.
“Es una de las cosas más lindas que me ha podido pasar en mi vida. La imagen que tengo más presente es la del día de la elección: Cuando salgo por primera vez ya con todo el escenario prendido, con todo el público enfrente… Otra imagen muy significativa es en el momento que anuncian a las ganadoras: veníamos bajando Delia Alejandra y yo por una valla y anuncian que somos las ganadoras… El día del desfile: Rigo Lewis abajo en el carro viéndome y tratando de acomodar todo, que el vestido quedara perfecto… ¡El momento que vi que el vestido de Reina estaba a punto de ser terminado! Roberto de los Santos mostrándome el vestido… Esas imágenes son así, no se me olvidan y están ahí”.
Hoy Kathya Morales se define como una mujer madura, segura de sí misma, con un fuerte espíritu altruista que la impulsa a trabajar con los más necesitados en la ciudad de Tijuana, su lugar de residencia y que conserva la esencia festiva de los mazatlecos.
 “Me encanta la fiesta,  me encanta bailar, disfruto el Carnaval, disfruto estar con mis amigos, disfruto a mis hijos, que se encargan de decirle a todo el mundo que su mamá fue Reina del Carnaval de Mazatlán. Para mí el Carnaval es donde se olvida quién eres y quién no eres. Donde todo el mundo se une bajo sólo un fin, que es disfrutar, gozar. No sabes si tuviste para pagar la renta, si no tuviste para pagar

Éste artículo fue publicado en Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes

Visita