Volver arriba

¡Cultura Tickets!

consigue tus boletos en culturatickets.mx

Suor Angelica estuvo antecedida por la Gala Puccini, una selección de algunas de las arias que encumbraron a este compositor italiano, entre los preferidos de los amantes de la ópera. En la primera parte del repertorio brillaron las voces de Mariana Sofía, Dhyana Arom, Ivan Valdéz y el Coro Guillermo Sarabia.  Producido por Cultura Mazatlán con la colaboración de Amigos de la Ópera, A.C. y el FONCA (Fondo Nacional para la Cultura y las Artes),  el espectáculo contó con el acompañamiento musical de la Camerata Mazatlán, músicos de la OSSLA y el Coro Infantil del Instituto de Cultura.
El Director Artístico Enrique Patrón De Rueda conjuntó el sonido de la orquesta y los cantantes y logró dar la intención y la fuerza adecuada a la música de Puccini.
El Intermezzo de la ópera “Manon Lescaut”, interpretado por la orquesta marcó el inicio de la gala,  seguido de la famosas piezas de los dramas líricos O mio babbino caro de la obra “Gianni Schicchi”, la potente Recondita armonía de “Tosca”, Un bel di vedremo de “Madama Butterfly” y Addio mio dolce amor de “Edgar”, la segunda ópera del famoso compositor. 
Las obras estuvieron acompañadas de su respectivo cartel artístico realizado por la editorial de Giovanni Ricordi en el siglo XIX.  
Al finalizar la breve pero elegante gala musical, se cerró el telón para preparar la escenografía y que las estrellas de la noche se vistieran con sus hábitos y prendas de carácter religioso. 
La ópera Suor Angelica llenó la sala de misticismo. La historia gira en torno una mujer noble (interpretada por la soprano Dhyana Arom), que debido a un desliz de juventud, del que nació un niño, se vio recluida en un convento por decisión familiar.  A pesar de su corta trayectoria, la artista demostró la solidez y fuerza de su voz que junto a su desempeño escénico, dieron credibilidad a la historia al grado de provocar  llanto y   sollozos entre el público. 
Quien más influyó en ese alejamiento del mundo material fue su tía (la mezzosoprano María Luisa Tamez) una aristócrata de pura cepa. 
El clímax musical comienza

Éste artículo fue publicado en Prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes

Visita