Volver arriba

¡Cultura Tickets!

consigue tus boletos en culturatickets.mx

A 100 años de su muerte, la vida y obra del poeta Amado Nervo fue celebrada este viernes por la mañana en Casa Haas con un emotivo homenaje organizado por el Instituto Municipal de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán que contó con la participación de artistas e intelectuales locales, y también, con la presencia del Acalde de Mazatlán, Luis Guillermo “El Químico” Benítez Torres y de la directora de Cultura, Marsol Quiñónez.

Organizado por Alonso Guerra, el evento fue conducido por Fernando Alarriba y fue formalmente inaugurado con la emotiva lectura del poema “El beso”, por parte de la maestra María Muñiz. Posteriormente el escritor Juan José Rodríguez se encargó de destacar la trascendencia universal de Amado Nervo, un escritor que marcó las letras hispanoamericanas y cuya obra estuvo marcada por el misticismo, la pasión y la melancolía.

Junto a la lectura del poema “Si tú me dices ven”, la novelista Aleyda Rojo habló de su experiencia con la obra de Nervo y señaló que, para su generación, el modernismo definió la forma de concebir la poesía.

Por su parte, “El Químico” Benítez recordó cómo desde su infancia y juventud la presencia de Amado Nervo en Mazatlán fue un hecho que lo llenó de emoción y de un profundo deseo de conocer la forma en que este autor alcanzó la universalidad a través de las letras. Además, destacó el compromiso de su administración por restaurar digitalmente el acervo que el Archivo Municipal resguarda para así asegurarse de mantener vivo el patrimonio cultural de los mazatlecos.

Luis Antonio Martínez Peña desgranó la importancia de los dos años que Nervo pasó en Mazatlán: años definitivos para su vocación literaria, años en los que capturó la vida diaria del boyante puerto, años en los que fue acumulando imágenes y sensaciones que después brillaron en su poesía, años de construcción de un legado intelectual que aún está con nosotros y que debe ser preservado.

Finalmente, el maestro Ramón Gómez Polo, director del área de teatro del Centro Municipal de Artes de Mazatlán, recitó los poemas “La espina que me hiere” y “En paz”, lectura que conmovió a la audiencia y cerró de forma vibrante este homenaje a un gigante de la literatura universal.

Éste artículo fue publicado en Prensa, Taller de Literatura y Taller de apreciación cinematográfica galería, Taller de Literatura y Taller de apreciación cinematográfica prensa. .

Lo más popular

Archivo por mes

Visita